Il comune (ajuntament) di Barcellona ha deciso di denunciare per crimini contro l’umanità un altro assassino franchista, l’allora capitano Carlos Rey (e contro gli altri membri del tribunale che condannò al garrote vil il compagno Salvador, 43 anni fa), che ora ha 74 anni. Il 31 marzo il plenum del comune della capitale catalana tenterà di dar vita ad una specie di “causa generale” contro i criminali franchisti ancora vivi (e che spesso sono legati da vincoli di parentela con gli squallidi personaggi del PP, ora al governo grazie all’astensione dei “socialisti” e dei liberali di Ciudadanos.  La giunta di Ada Colau, peraltro non molto radicale nelle politiche sociali, dimostra comunque un minimo di dignità (sconosciuta alle precedenti giunte riformiste basate sui “socialisti”, su ICV (un cocktail catalano di verdi e simil-SEL) e su EUIA (variante catalana di Izquierda Unida), almeno per quanto riguarda la “memoria storica”. Questo terreno nello Stato Spagnolo (diversamente dall’Italia) resta notevolmente scottante, probabilmente per il fatto che molti protagonisti dell’ultima fase della dittatura sono ancora vivi.

Ecco l’articolo, tratto dal Periodico de Catalunya, giornale moderatamente progressista edito a Barcellona.

Colau se querella contra el redactor de la sentencia de muerte de Puig Antich

El Ayuntamiento de Barcelona presentará una moción por los crímenes del franquismo

Jaume Asens recuerda que Carlos Rey sigue ejerciendo y que fue el abogado de Alicia Sánchez-Camacho en el caso de La Camarga

Colau se querella contra el redactor de la sentencia de muerte de Puig Antich

DANNY CAMINAL

La alcaldesa Ada Colau y el teniente de alcalde Jaume Asens  junto a David Bondia, del Institut de defensa del drets humans de Catalunya, y tres de las hermanas de Salvador Puig Antich.

Viernes, 3 de marzo del 2017 – 17:10 CET

Una imagen de Salvador Puig Antich, el último ejecutado en el garrote vil.

El jueves se cumplieron 43 años de la ejecución en la cárcel Modelo de Salvador Puig Antich, la última que se hizo en España con garrote vil. Acusado de haber matado a un policía en un tiroteo en la calle Girona de Barcelona, su proceso estuvo lleno de irregularidades, como siempre han afirmado sus abogados Oriol Arnau, Marc Palmés y Paco Caminal. El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado este viernes que se querellará contra Carlos Rey, redactor de la sentencia contra Puig Antich, por un delito de lesa humanidad y que presentará una moción en el pleno del 31 de marzo que plantea agotar todas las vías legales para sentar en el banquillo a todos los responsables de los crímenes franquistas.

“Ese asesinato fue una de la páginas más negras de nuestra historia, una aberración que nos ofende no solo a los familiares sino a la sociedad comunidad internacional. Concentra toda la brutalidad del franquismo en Barcelona y Catalunya”, ha señalado Jaume Asens. El cuarto teniente de alcalde del Ayuntamiento ha anunciado que presentarán esta querella a los juzgados de instrucción de Barcelona y ha explicado por qué la concentran en la figura del redactor. “Es el principal responsable de este asesinato. La actuación de Rey fue especialmente execrable y rechazable porque era el único jurista del tribunal militar y por tanto mucho más conocedor de lo que suponía la farsa”, ha señalado Asens, dejando la puerta abierta a querellarse también contra los otros dos miembros vivos del tribunal y contra José Utrera Molina, exministro franquista y suegro del exministro Alberto Ruiz-Gallardón. En caso de volver a encontrarse con la negativa de la justicia española pretenden llegar hasta a Estrasburgo y esperan que pueda ser el “banderín de enganche” de otras “querellas estratégicas” y para reabrir un debate social.

Rey era en 1974 capitán auditor del Cuerpo Jurídico del Ejército y participó en el Consejo de Guerra contra Puig Antich. Como se ha encargado de recordar Asens en la actualidad Rey tiene 74 años y sigue ejerciendo de abogado, habiendo sido por ejemplo defensor de Alicia Sánchez Camacho en el caso de La Camarga. El jurista está imputado también en la causa argentina contra los crímenes del franquismo. La querella del Ayuntamiento cuenta con el apoyo de la hermanas de Puig Antich, presentes en la presentación, y de entidades memorialistas y de derechos, como la Coordinadora Estatal de la Querella Argentina. “La sociedad civil nos ayudó en 1974 y ahora esperamos que nos ayude a cerrar el círculo y ayude no solo nuestro caso, sino que vengan muchos otros -han comentado las hermanas de Puig Antich-. Que ahora las adminstracíones se pongan de nuestro lado es increíble. Ahora Salva ya no pasará a la historia como un asesino”.

El consistorio de Ada Colau ya ha dado su apoyo a dos querellas ciudadanas contra hechos de la guerra civil y el régimen franquista. Se trata de sendas causas que han interpuesto la asociación AltraItàlia contra los bombardeos de las tropas de Mussolini entre febrero del 1937 y enero del 1939 así como la querella por los delitos de genocidio que lleva la jueza María Servini en Buenos Aires (Argentina). El octubre pasado Barcelona también fue una de las impulsoras del acuerdo municipalista para la creación de una red de ciudades contra la impunidad franquista.

La iniciativa de de la capital catalana se suma también a la del Parlament, que el pasado mes de octubre dio el primer paso para que se anulen los juicios del franquismo en Catalunya. La Cámara catalana dio vía libre a la tramitación de la proposición de ley para reparar a las víctimas de la tiranía fascista y sus familiares.

Annunci