Le sue condizioni sono senza speranza. Ha ricevuto 8 pallottole di cui due nella testa. E’ stata dichiarata la morte cerebrale. Era già cominciata la macchina del fango che lo descriveva come violento. I suoi amici hanno postato subito i video che lo ritraggono durante le manifestazioni della giornata del 5 maggio, in cui lo si può vedere in maglietta e calzoni bianchi, allegro e pacifico. Alcuni giornali tra cui HSBC hanno pubblicato i video che stanno creando grande impressione in tutta la Colombia e America Latina.

I comitati di lotta, i sindacati, le associazioni, le strutture degli indigeni, i partiti di sinistra hanno confermato lo stato di agitazione nazionale e proclamato un nuovo sciopero generale con blocco totale del paese per il 19 maggio. Già il 5 maggio lo sciopero e i blocchi sono stati pressoché totali, da allora diverse strutture di lotta hanno preso possesso dei caselli autostradali, facendo diventare il pedaggio proporzionato alla ricchezza dei transitanti, gratuito per i lavoratori e contributo alle casse di lotta per chi può . In altri casi sono stati incendiati o distrutti per impedire la riscossione alle società di gestione che secondo i lavoratori si mangiano una parte sempre più rilevante dei salòari dei pendolari o dei contadini.

Continua l’impressionante silenzio stampa in Italia, nonostante le manifestazioni di numerosi colombiani in piazza a Milano e Roma. Che informazione in Italia? Libertà di stampa, un evidente spreco per la maggior parte di giornali italiani.

Conmoción en Colombia tras la muerte de un joven manifestante, Lucas Villa, quien en las marchas realizadas en Pereira recibió ocho impactos de bala que lo tienen entre la vida y la muerte. Lucas llegó al hospital universitario San Jorge y su condición es delicada, según el gerente, Juan Carlos Restrepo su estado de salud es delicado.

“Su estado neurológico es muy grave, nuestros especialistas y la neurocirujana consideró que no era de manejo quirúrgico. En este momento lo están manejando en la Unidad de Cuidados Intensivos”, dijo el médico.

Villa es uno de los manifestantes de las marchas en Pereira, quien al parecer protestaba de forma pacífica y en varios de los videos que se hicieron virales en las redes sociales se ve dándole la mano a los policías en medio de las manifestaciones.

Carlos Gómez, uno de sus amigos de Villa, narró a Blu Radio cómo fueron los últimos minutos del joven y quien tras recibir 8 impactos de bala se debate entre la vida y la muerte. 

“En Pereira Lucas ya se da por fallecido. Lo que dice el parte médico es que sigue conectado a una UCI, al parecer es únicamente porque están en el proceso de donación de órganos. La familia ya lo despidió”, añadió.

Gómez destacó las virtudes de su amigo y resaltó el gran carisma que siempre lo destacó.

También dijo que están a la espera de un milagro y es que la condición de salud según es grave ya que tiene muerte cerebral, en más del 70 %, y sin posibilidad de ser operado

“Lucas era una persona increíble. El país no sabe el estudiante que perdimos. Siempre habló de paz, se caracterizó por su carisma, por su alegría, por participar de sus luchas sociales”.

El joven quien lamentó todo lo que está pasando dijo que el asesinato no parece ser indiscriminado. Agregó que la familia ya lo despidió y lo dan por fallecido. 

“En la zona del viaducto hay cámaras. Necesitamos que puedan esclarecer. No parece ser un crimen indiscriminado, no se disparó contra una multitud, en el viaducto no había disturbios, no estaba sucediendo nada malo”, contó.

Según el amigo del líder asesinado, minutos antes desde un vehículo en el que se repartió comida se apuntaron láseres hacia él.

Para escuchar el audio hacer click aquí